Pigsi Protocolo de Intervención Global y Simultánea

CARME PAU - JULIO ALTOMONTE

DESPATX PEDAGÒGIC MULTIDISCIPLINARI

  
  

¿Qué lenguaje utilizamos con nuestros hijos?

   

Los padres tenéis una responsabilidad importantísima en la crianza de nuestros hijos y en especial en un aspecto: sois el nexo entre ellos y la realidad de su entorno, sois quienes les enseñáis a comprender el mundo y de vuestras actitudes y acciones se crearán los fundamentos de su desarrollo como personas.

   La herramienta más importante para este aprendizaje de la vida , para el desarrollo cognitivo y psicológico es el LENGUAJE, que debe utilizarse en un entorno afectivo y con unas normas claras.

   ¿ Y cómo lo logramos? 

Podemos empezar recordando que es necesario hablar a los niños por muy pequeños que sean. Pero hablar de forma natural, sin infantilizar  nuestro lenguaje y aportando siempre un modelo correcto. 

Las personas que viven alrededor de un niño: padres, educadores, familia… tienen que tener en cuenta que los niños aprenden de cada experiencia, y que en la adquisición del lenguaje es igual, imitando a todos los referentes que tenga.

Los niños emplean el lenguaje como medio para relacionarse con los demás niños, así como para satisfacer sus necesidades, controlar el entorno, expresar su propia identidad y adquirir nuevos conocimientos.

El proceso de adquisición del lenguaje se favorece de los diversos intercambios comunicativos y lingüísticos con los padres o miembros más cercanos de la familia.

Tenemos que diferenciar el tono cariñoso de uno aniñado, para que el niño aprenda a relacionarse y a expresarse correctamente, sin utilizar demasiados diminutivos o con palabras poco claras, como decir “aba” en vez de agua, o “bibi” en vez de bibe. 
Demostrar afecto a través del lenguaje apropiado es posible. Esto no significa que tengamos que dejar de hablar al peque en un tono dulce, pero podemos evitar el uso excesivo de diminutivos y expresiones de bebés. Si este uso es realizado de forma continua, nos podremos encontrar con un peque que crece sin nombrar las cosas correctamente, con un lenguaje “creado” en el hogar pero que fuera de el no lo entiende nadie.

Debemos tener siempre presente que el niño es un ser social, por tanto el lenguaje no se puede enseñar aislado del contexto social. Es decir, no podemos separar el lenguaje de todas las circunstancias que lo rodean.

Si cada vez que quiere algo nuestro hijo, se lo damos antes de que pueda pedirlo verbalmente, estamos mermando su capacidad de desarrollo del lenguaje. Nuestro hijo aprenderá a solicitar las cosas con sólo mirar o señalar. No se verá en la necesidad de demandarlo verbalmente.

Al conseguir todo lo que quiere sin decir nada, su desarrollo de la pronunciación o de la construcción de frases se verá retrasada con respecto a la de los demás niños de su edad.

Así mismo, los adultos deben pronunciar de manera correcta las palabras y evitar hablar al niño de forma infantilizada, así como pronunciar correctamente y evitar corregirles de forma directa.

En algunas ocasiones, existen dificultades lingüísticas debidas al nerviosismo del niño ante la insistencia de sus padres para que aprenda nuevas palabras o bien para que diga cosas más o menos graciosas ante familiares o amigos. Ante estas situaciones el niño responde casi siempre con una oposición que puede dificultar su normal aprendizaje.

Al mismo tiempo los niños experimentan diversas emociones (rabia, miedo, tristeza, alegría...) que les son difíciles de gestionar. Podríamos ayudarles poniendo palabras a aquello que les pasa pero sin juzgar lo que sienten.

 

- Es muy motivante para el niño, contarle cuentos cortos, en los que intervengan animales, y ellos puedan participar haciendo ruidos, bailes, gestos, etc., luego se le harán una serie de preguntas sencillas sobre el contenido.

  • Hágale aprender su nombre completo, el de su familia y la dirección.

- Manifestarle entusiasmo y alegría cada vez que ponga interés en la actividad que está realizando, aunque no siempre le salga bien.

  • No se debe proteger demasiado, puesto que no dejamos que desarrolle su personalidad al completo. Por tanto, hay que darle autonomía para que se relacione con los demás y participe en distintas actividades.
  • Se le debe escuchar atentamente y siempre responder a sus preguntas, convirtiendo la comunicación en un placer. Miremos a la cara de forma que le aseguramos que tiene nuestra atención.
  • Los niños aprenden mucho por imitación. Por ello, cuando hable con su hijo, hágalo despacio, pronunciando correctamente, sin darle gritos. Nunca se le debe ignorar cuando quiera hablar, ni reforzar la expresión defectuosa que en un principio puede parecer.

- Aprovechar cualquier ocasión ( la observación de las prendas de vestir en el armario, los muebles de una habitación, o los colores) para nombrarlos. Siempre colocándose a la altura de los ojos. Pero de forma natural, sin aleccionar. Sencillamente conversando

  • En cuanto al esquema corporal, podemos nombrar las partes del cuerpo cuando aprende a vestirse por ejemplo.
  • Con apoyo visual de libros o fotografías, estimular una conversación a través del dibujo que aparezca, repasando los conceptos básicos: derecha-izquierda, arriba-abajo, colores, utilidad de cada objetos ...
  • Háblele a su hijo pronunciando claro y bien, mirándole a la cara. ...
  • NO diga a su hijo, mientras habla, que se detenga y comience de nuevo.
  • NO le imite cuando hable mal, aunque le parezca gracioso.

       A forma de conclusión podriamos decir que

  1. a) el LENGUAJE es fundamental en el desarrollo de nuestro hijo.

b)que de nosotros depende una introducción correcta de él pues somos sus primeros interlocutores (si aparece un problema fonológico se deberá entonces recurrir al especialista). De no ser así , corregir después este mal hábito

c)podemos hablar de forma cariñosa sin utilizar diminutivos, palabras sustitutivas

  1. d) en este periodo de vacaciones podemos aprovechar para frenar un poco nuestros tiempos y dedicarnos a CONVERSAR, ESCUCHAR, y así facilitar esa imitación que ellos realizan.
Pin It

Escriure un comentari


Códi de seguretat
Actualitzar