Pigsi Protocolo de Intervención Global y Simultánea

CARME PAU - JULIO ALTOMONTE

DESPATX PEDAGÒGIC MULTIDISCIPLINARI

  
  

500 DIAS.......y 3

Es cierto que el niño crecerá, no dormirá más en la cuna y podrá moverse por sí mismo, pero también es cierto que nos habrá estado “educando” en otras actividades, para que sean de su satisfacción, repitiendo la conducta que desde lactante le ha dado buen resultado:

Llantos, gritos, rabietas, arrojar o romper cosas, agredir físicamente, son diferentes niveles de intensidad del “castigo” con el que obligará a los padres a una determinada conducta que lo satisfaga.

La motivación de este trabajo, no es otra que mostrar y fundamentar nuestra opinión y conocimientos respecto al proceso Crianza-Aprendizaje y motivar reflexiones, cambios de estrategias, preservar una zona de privacidad de la pareja y de cada uno de sus integrantes, que permita alejar disputas, mantener proyectos personales que sean compatibles con esta nueva tarea que durará muchos años, pero que sin duda no debería significar cambios de tal gravedad que nos lleven como padres a dejar de ser dos personas, unidas por sentimientos e intereses comunes, que deciden libremente compartir sus vidas y formar una familia con descendencia.

 

Fundamentos Pedagógicos y Neurofisiológicos 

Al momento del nacimiento, luego de una gestación de duración normal, El feto a termino, emprende el proceso de parto, ordenado por estímulos hormonales, mecánicos, metabólicos y otros que aun suponemos, que se originan mayoritariamente en el organismo materno y que son mucho más complejos que la expulsión espontanea por el canal vaginal o extraído por cesárea, ya que en tiempos previos al parto, varios sistemas orgánicos del feto sufren profundos cambios que lo preparan para su vida autónoma, donde deberá respirar por sí mismo, ingerir alimentos y producir una digestión que garantice la cantidad y calidad de nutrientes que su metabolismo demande y los sistemas orgánicos de eliminación de residuos de esta digestión , o del metabolismo celular, que ya están funcionando, se ajusten a estímulos nuevos que los pondrán en acción.

El conjunto de barreras inmunológicas que se deben crear para defenderse de agentes patógenos, es muy elemental al momento del nacimiento y debe completarse en poco tiempo.

El sistema musculo-esquelético, es aun inmaduro, los músculos son de una estructura celular básica y poco eficiente en términos de uso óptimo de la energía, los huesos, en su mayoría son aun mas cartilaginosos que óseos y ciertamente que así debe ser para permitir la flexibilidad y cambios de diámetro que demanda el parto y la fase de recuperación que se produce en el post-parto.

En resumen, nace, una criatura que en muchos términos se considera “no terminada” con un desarrollo incompleto, que solo en el sistema nervioso terminara de perfeccionarse en los primeros 15 años de vida, de manera progresiva y dependiendo en gran medida de la calidad de los estímulos de toda índole, que reciba en este periodo.

No debemos olvidar que en este sistema nervioso se producen o coordinan o estimulan o inhiben funciones tan diversas como; Los sentidos, el funcionamiento orgánico en general, las emociones, el aprendizaje, la memoria, la creatividad, el sueño, los pensamientos, la palabra, la comunicación en sus diversos canales, la comprensión, la recepción de estímulos y la elaboración inmediata de respuestas ajustadas en intensidad y sentido.

También debe tenerse presente, que ciertas conductas complejas, como lo que comúnmente llamamos “Escrúpulos” o sea ese límite moral, ético que nos señala conductas que pueden afectar o lastimar a otros, a fin de evitarlas, no se incorporaran hasta bastante avanzado el proceso de maduración.

Es en esta ausencia a temprana edad, donde está la explicación a la aparente “crueldad” que los niños son capaces de usar; “No te quiero” “Ojala te mueras” o expresiones por el estilo que causan un impacto emocional intenso en los padres u otros familiares.

Pin It

Escriure un comentari


Códi de seguretat
Actualitzar