Pigsi Protocolo de Intervención Global y Simultánea

CARME PAU - JULIO ALTOMONTE

DESPATX PEDAGÒGIC MULTIDISCIPLINARI

  
  

PRESENTACIÓN e INTRODUCCIÓN

Este artículo es el primero de una serie de conceptos hilvanados a lo largo de años de experiencia en las áreas educativa, conductual y emocional.

Las opiniones que se expresan son lecturas directas de la realidad observada en la mayoría de las intervenciones que desarrollamos en nuestra tarea, con niños y/o jóvenes.

Nos proponemos exponer los fundamentos conceptuales que dieron a PIGSi, nuestro protocolo de evaluación e intervención, con niños y/o jóvenes con dificultades en el área de enseñanza/aprendizaje   y/o   en los aspectos conductuales, emocionales, absolutamente ligados entre si, tanto en la génesis como en las consecuencias.

 

500 DIAS.......y 1

Socialmente, consideramos el parto, como un acto fundacional, nuestro hijo llega necesitado de protección, desvalido y dependiente, más que ningún otro recién nacido, de cualquier especie viva.

Nosotros padres, nos hemos preparado para el parto, hemos creado y decorado el futuro cuarto del niño, de acuerdo a nuestras posibilidades (o más allá de ellas).

El Noviazgo, que continuó en Pareja, no se mantendrá en Padres, pues suponemos y cumplimos un cambio tan radical de horarios, hábitos y disponibilidad absoluta hacia este hijo, generalmente deseado, al que pondremos incondicionalmente, todo nuestro tiempo, nuestras angustias, nuestra inexperiencia, al servicio de una crianza y educación más que buenos. Las madres aceptan y se juramentan a no dejar nada por hacer, a dejar de lado su propia vida y sus proyectos, colocarse “en modo suspendido” como persona, en vivir su vida. Ésta ya no tiene protagonismo principal, el recién llegado lo es todo y más, merece todo y más, aunque más allá de haberle brindado cobijo y alimento durante 9 meses, con el nexo de dependencia mutua que esto significa, poco o nada conocemos de él, es casi una hoja en blanco donde debemos escribir SU HISTORIA, por lo menos hasta que, según nuestro criterio, esté maduro como para hacerlo por si mismo. A la luz de la realidad actual, esta edad es un límite cada vez menos preciso y más tardío, alrededor de los 30 años quizás y siempre y cuando los restantes integrantes del “comité de crianza y educación” que tienen el derecho a voto que les da haber sido convocados desde el nacimiento (Abuelos, tíos, amigas con experiencia como madres, etc.).

Pero este conocimiento del otro, no es simétrico. Cuando nace nuestro hijo ya “sabe” de su madre, de su padre, del ambiente en el que se ha gestado, desde por lo menos los últimos 6 meses antes de nacer, por medio de sonidos, olores, movimientos, tensiones, ha formado en su cerebro aún no terminado, diferentes circuitos neuronales de gran plasticidad que guardan y  modifican y vuelven a guardar toda esta información, de la que disponen ya al momento de nacer y que les servirá para reconocer en breve tiempo quién es quién y cómo es quien, en cada caso.

A partir de este inicio, solo falta saber, quién dominará a quién, por cuánto tiempo y de qué forma. Este proceso resume la educación y la crianza, que se presenta como un desafío complejo, lleno de dudas y temores, por parte del “comité”. Lleno de ensayos-errores y aprendizajes, por parte del recién llegado.

Solo tenemos 500 días para colocar las bases fundamentales que permitan avanzar en la educación y crianza de nuestro hijo, de esto quiero hablarles.

Pin It

Escriure un comentari


Códi de seguretat
Actualitzar